¿Y si España hubiera tenido el modelo electoral de Estados Unidos?

 

Las últimas elecciones han suscitado un importante debate sobre el modelo electoral español. Izquierda Unida que sacó 2 diputados obtuvo 923.105 votos, mientras que  el PNV con 301.585 votos obtuvo 6 diputados. Esas diferencias se  dan no tanto por la fórmula de Hondt sino por la base provincial de la circunscripción electoral. De hecho la propuesta de IU pasa por transformar el sistema electoral español en uno de circunscripción  única, algo que también reclama cierto sector de la derecha para acabar con los nacionalismos.

El sistema electoral decide más de lo que el común de los mortales podría pensar. En Italia, su complejo sistema que tiende a la máxima proporcionalidad entre los votos y los diputados, han padecido una inestabilidad permanente con 9 presidentes de gobierno en los últimos 20 años. En el mismo periodo, España sólo ha tenido 3 (Aznar, Zapatero y Rajoy). En Estados Unidos, el modelo presidencial y bipartidista más estable, también 3 (Clinton, Bush y Obama).

¿Qué ocurriria si en España existiera el mismo modelo electoral que el estadounidense?. En primer lugar, debe tenerse en cuenta que en EE.UU es el voto de sus ciudadanos quien elige el presidente (si bien es elección indirecta con un colegio electoral) en unas elecciones presidenciales, mientras que en España es el Congreso de los Diputados quien decide el Presidente del Gobierno (elección indirecta a través de los representantes elegidos) en unas elecciones parlamentarias. 

La circunscripción en EE.UU es estatal (como nuestras CC.AA) y el primer partido de cada estado es el que se lleva todos los electores del colegio electoral. Estos fueron los resultados en las últimas elecciones de 2012 que enfrentaron a Mitt Romney (R) y Barack Obama (D):

350px-electoralcollege2012-svg

Imaginémonos algo similar. Las 17 CCAA y las 2 Ciudades Autónomas con un mínimo cada una de 3 representantes en cada circunscripción y el resto, hasta los 538 electores que eligen directamente al presidente, en función de la población.  Pues estos serían los resultados:

Colegios Electorales

Mariano Rajoy obtendría 330 electores, Pablo Iglesias en segunda posición con 105 y Pedro Sánchez 103. Una victoria aplastante que directamente haría a Rajoy presidente del Gobierno. Sin embargo, aplicar los resultados del 20 de Diciembre directamente no es realista. Esto es así porque en el modelo estadounidense los terceros partidos no obtienen apenas representación y las posiciones discrepantes se integran en los dos grandes partidos a través del proceso de primarias. Por ello he contabilizado por un lado como votos de Rajoy también los obtenidos por Ciudadanos, y por otro, de Pedro Sánchez con los votos de Podemos, Izquierda Unida y nacionalismos moderados (con un factor corrector). Este sería el resultado:

Colegios Electorales2

Bajo estas hipótesis, la primera plaza sería para Pedro Sánchez con 357 electores y 181 para Mariano Rajoy. Esta predicción también contiene algunas fallas, una de ellas es pensar que los votantes de Podemos o de partidos nacionalistas votarían con el mismo celo a Pedro Sánchez. Difícil de ponderar la abstención ante tal situación he optado por incluir todos los votos. También otro sesgo importante sería dar por bueno que tanto Rajoy como Sánchez serían candidatos tras ganar las primarias de sus respectivos partidos.

¿Y cómo quedaría el Congreso de los Diputados si fuera elegido como el Senado o la Cámara de Representantes de Estados Unidos? Pues aquí no es tan difícil de imaginar. En España el senado se elige de forma similar, es una lista abierta en que se eligen 4 representantes en cada circunscripción frente a los 2 en EE.UU. Esto llevaría a la idea de que, con terceros partidos como Podemos o Ciudadanos, el PP obtendría cerca del 70-80% del Congreso de los Diputados. Sin terceros partidos, el PSOE ganaría por mayoría absoluta la cámara.

Presentados los resultados podríamos considerar que el modelo norteamericano (sin ánimo de menospreciar a los canadienses) es la única salvaguarda que le quedaría el bipartidismo. Y así es. El PSOE corre el riesgo en las próximas elecciones de que su implantación territorial no sea suficiente, viéndose superado por Podemos que se pasaría a situar como el segundo partido del régimen.  Sin embargo, tras el 20 de Diciembre la suma de PSOE y PP no da siquiera para reformar la constitución en sus aspectos menos esenciales. Por tanto y dejando la pregunta en el aire, ¿se hubieran salvado los dos grandes de haber modificado la Constitución para lograr un sistema electoral que bloqueara a los emergentes?.

 

 

 

 

Posted in Uncategorized

¿Conseguirá Ciudadanos ser segunda fuerza?

quien-ha-ganado-el-debate-a-cuatro

Llega la última semana de la campaña de las elecciones generales y el posible resultado está muy disputado. PP está en el 26-28% del voto (con unos 110-125 escaños), el PSOE en el 20-22% (75-90 escaños), Ciudadanos con el 17-19% (55-65 escaños) y Podemos con el 14’5-16’5% (40-50 escaños incluidas coaliciones electorales).

El PP de esta forma seguiría cayendo respecto de las elecciones autonómicas y municipales, donde el apoyo a un candidato de la Comunidad o del Municipio difiere en gran medida de apoyar a Rajoy. Rajoy ha conseguido mejorar su imagen (pasando de sólo ser aprobado por el 18% al 28-30% de los ciudadanos) con una campaña sin enfrentamientos trascendentales, evitando el choque y centrándose en los mensajes políticos de “experiencia” y “economía”. Sin embargo, su popularidad es aún inferior a la de los candidatos de las elecciones autonómicas, pues si estos hubieran podido lograr entre 125 y 130 escaños en el Congreso (extrapolando los resultados de las autonómicas), el presidente del gobierno se quedará por debajo (105-120).

El PSOE, el gran perjudicado por el debate de ideas, a su derecha y a su izquierda es engullido poco a poco tanto por el resurgir de Podemos como por el crecimiento continuo de Ciudadanos. No obstante sigue gozando de una gran estructura de militantes y simpatizantes, de cargos políticos, que le permitirá (especialmente en el sur de España) mantener el tipo y situarse como segunda fuerza política. Pedro Sánchez no ha conseguido, pese a los importantes esfuerzos de márketing político (segmentación por edad en cartas electorales, adaptación del mensaje e imagen pública), remontar la situación de hundimiento.

En cuanto a Ciudadanos la gran debilidad que ha tenido durante toda la campaña ha sido su falta de estructura. Es algo que va a pagar en Galicia, donde van a quedar relegados a cuarta fuerza. Albert Rivera sigue gozando de una importante aceptación entre los ciudadanos que se hubiera podido agotar de haber avanzado más la campaña (trayectoria descendiente de su valoración a lo largo de ésta).

Sobre Podemos, al igual que con Ciudadanos, su importancia ha ido muy en concordancia con la valoración de Pablo Iglesias. La campaña de Iglesias ha ido de blanquear su imagen y moderar el mensaje, y lo han conseguido parcialmente. Empezó la campaña con una imagen casi tan negativa como Rajoy (sin haber gobernado) y ha conseguido remontar unos cuantos puntos. Sin embargo, no será suficiente dadas las expectativas de hace un año, relegando su importancia a ser la cuarta fuerza.

¿Qué ocurrirá? El escenario más probable es un apoyo de Ciudadanos a PP en la investidura. Si C’s consigue que Rajoy no sea el próximo presidente, conseguirá por un lado reforzar a corto plazo su imagen y por otro dejar sin estructura de liderazgo durante un tiempo al PP. Si no lo consigue, la suerte del partido naranja irá muy vinculada al gobierno de Rajoy, de forma que su imagen se resentirá.

Hay otro escenario, que Ciudadanos consiga ser segunda fuerza política haciendo el sorpasso al PSOE. En ningún caso se prevé un gobierno con un PSOE aún más debilitado en el Congreso y con apoyo de C’s y Podemos.

En mi opinión las claves para cada partido de esta semana son:

PP. Si Rajoy consigue ganar el Cara a Cara frente a Sánchez, es probable que decante no sólo a los indecisos entre Ciudadanos y PP, sino también entre el PSOE y Podemos.

PSOE. Lo mismo con respecto al Cara a Cara, pero justo al revés.

Ciudadanos. Se ciernen dos amenazas: el hartazgo con respecto a la sobreexposición del líder de la formación y el mensaje negativo sobre la posición del partido en violencia de género (puede producir efecto underdog o  perder votantes de centro-izquierda). Tiene la oportunidad de hacer campaña para obtener un escaño más en determinadas provincias como Alicante, Zamora, Baleares, Málaga, Asturias o Cáceres.

Podemos. El ‘momentum’ tras el minuto de oro del debate del 7 de Diciembre se está agotando y tendrá que luchar por mantenerlo o buscar otras oportunidades donde lograr arañar o del PSOE (incidiendo en los mismos puntos) o de IU (apelando al voto útil).

 

 

Posted in Uncategorized

El porqué es irreal la encuesta de Metroscopia.

Metroscopia ha publicado una encuesta en la que refleja el triple empate entre PSOE, PP y Ciudadanos. El PSOE obtendría el 23,5% de los votos, el PP el 23,4% y Ciudadanos el 21,4%. Este es el cuadro de estimación del resultado electoral:

1444493102_454120_1444493196_noticia_normal[1]

Anteriores encuestas de Metroscopia, como se aprecia en el gráfico, han dado la victoria a Podemos en unas elecciones generales, lo cual indica que dicha encuestadora es mucho más sensible ante los cambios y únicamente refleja tendencias concretas. De ahí, a extrapolarlo como futurible resultado de las elecciones hay un trecho. Esto es así por varios motivos:

  • La intención directa del voto refleja la realidad, antes de cocinar la encuesta. La IDV es la manifestación directa por parte del encuestado de votar a una u otra opción política. Para estimar el resultado probable hay que saber apreciar el voto oculto (los que no manifiestan directamente su opción política). A modo ilustrativo, en Cataluña al PP la mayoría de las encuestas le otorgaban un 4-5% de Intención Directa de Voto, finalmente obtuvo el 8%. En la Comunidad de Madrid, la IDV de este mismo partido era del 14,7% y finalmente obtuvo en las elecciones el 33,1% de los sufragios. El voto oculto se concentra esencialmente en los dos grandes partidos (PP y PSOE) que aún a pesar de haber realizado una acción de gobierno impopular, siguen gozando del favor de la mayoría de los electores. Otro factor del voto oculto es la desviación conforme a la media ideológica de la población, es decir, habrá mayor voto oculto en aquel sector de la población que se desvíe del consenso ideológico. Todo esto genera que el PP tenga mayor voto oculto que el PSOE y que los partidos nuevos no tengan apenas. En el caso de la encuesta de Metroscopia la IDV es la siguiente:

IDV

  • La intencionalidad de Metroscopia va en la dirección marcada por al publicación (EL PAÍS) de tendencia progresista. Esto quiere decir que aún utilizando criterios objetivos, la sociología no escapa de las tendencias ideológicas particulares. En las últimas semanas EL PAÍS ha apostado decididamente por un pacto entorno a Ciudadanos y PSOE. Sabedores de que Ciudadanos únicamente pacta con el ganador han colocado una décima por encima al PSOE frente al PP.
  • La encuesta fue realizada entre el 7 y el 8 de Octubre, apenas una semana después de las elecciones catalanas que otorgaron la segunda posición a Ciudadanos. Es lógico que tras estas mucho votante nacional se viera más motivado a acudir a las urnas para votar Ciudadanos aprovechando su buen momento. No obstante hay que tener en cuenta que Ciudadanos obtuvo tal resultado (18%) en su mayor caladero de votos. De ahí deducir que en el resto del territorio no sólo obtiene ese 18% sino que se sitúa en el 21%, es otra historia bien distinta.

Entonces, ¿qué conclusiones podemos extraer de la encuesta de Metroscopia?. Si eliminamos los elementos de sesgo político de la encuestadora, podemos, aplicando un coeficiente que multiplique la IDV+Simpatía de aquellos partidos con voto oculto, un resultado aproximado. Tomando coeficientes conservadores de 1’7 para el PP, 1’4 para el PSOE y 1 tanto para Podemos como para Ciudadanos, los resultados serían los siguientes:

PP: 17’3 x 1’7= 29,41%

PSOE: 18’7 x 1’4= 26,18%

C’s: 18’2 x 1= 18,2%

Podemos: 11 x 1= 11%

Las catalanas dan fuerza a Ciudadanos sobrepasando a Podemos. PP disminuiría su ventaja conforme a las últimas encuestas (la media de las últimas 4 es del 30%) y el PSOE lograría atraer parte de voto de Podemos (otra parte se va a IU y otra menor a Ciudadanos).

Podemos tiene un doble problema irresoluble: la dependencia de un líder (Pablo Iglesias) y la percepción negativa creciente que se tiene de él. En la actualidad, Pablo Iglesias es aprobado únicamente por el 24% de los ciudadanos (votantes de IU, Podemos y nacionalistas de izquierdas esencialmente) frente al 25% de aprobación de Mariano Rajoy. Lo cual es debido a la radicalidad con la que perciben aún los electores a Iglesias y que inmediatamente asignan a su partido, Podemos. Todo indica que de cara a las elecciones generales esto no puede más que empeorar, ante un posible resurgimiento de Izquierda Unida y una apelación al voto útil por parte del PSOE.

En cuanto al PP y al PSOE, tratarán de ubicar a Ciudadanos en la izquierda y en la derecha (respectivamente) a fin de expulsarlo de su electorado potencial. Ello sólo conseguirá dar más cobertura al partido de Albert Rivera (el mejor valorado por las encuestas), de la misma manera que la tardía campaña negativa de Esperanza Aguirre sobre Manuela Carmena aupó a esta última.

El margen de crecimiento de Ciudadanos para ganar las generales puede venir de manera sustancial por la izquierda. Ello se desprende de que mientras el 70% de los electores del PP no consideran bueno un gobierno distinto del bipartidista (o PSOE o PP), en el caso del PSOE, el 60% sí consideran bueno un cambio. Esa apertura al cambio hace mucho más fácilmente fracturable el actual electorado del PSOE que el del PP.

Por eso la estrategia de los grandes debería pasar por un reforzamiento positivo de su imagen y en menor medida por una campaña negativa hacia el otro partido hegemónico. En menor medida porque, si bien sacar los defectos del contrario es un arma efectiva, los electores están fatigados de los argumentos arrojadizos del bipartidismo. Si la campaña únicamente se centra en una campaña negativa entre PP y PSOE, es probable que los partidos emergentes adquieran mayor relevancia. En el caso del PSOE especialmente, pues puede tener fugas importantes tanto por parte de Podemos como de Ciudadanos.

La batalla electoral hasta el 20 de Diciembre está servida.

Posted in Uncategorized

¿Por qué un vecino de Villaverde debe pagar con su IBI el alquiler social del que vive en el centro?

desahucios-600x362[1]

A pesar de que España no es de los países desarrollados con mayor desigualdad, sin embargo después de las transferencias estatales somos de los países que menos combatimos la desigualdad. Eso quiere decir que a pesar de la ingente cantidad que dedicamos a ayudas y subvenciones de distinto tipo, no consigamos atajar con eficacia la desigualdad (o al menos no tanto como otros países de nuestro entorno).

Hoy, el Ayuntamiento de Madrid, a través de su alcaldesa ha anunciado la paralización de 220 viviendas que iban ser vendidas a fondos de inversión, o como se dice en los medios de izquierda, fondos buitres. El titular parece bondadoso pues a primera vista parece una gran obra llevada a cabo por el gobierno de la gente. No obstante si leemos la letra pequeña nos adentramos en la realidad: las 220 viviendas están situadas en pleno centro de Madrid, donde los alquileres alcanzan para una vivienda promedio sobre los 700-900 euros de renta frente a los 400-600 euros que se paga por alquilar en Villaverde.

El alquiler social suele rondar los 100-300 euros, por lo que el ciudadano que vive en Villaverde y paga su elevado (gracias a Ana Botella) Impuesto de Bienes e Inmuebles debe financiar los, imaginémonos, 6000 euros anuales, los que dejan de pagar aquellos beneficiarios del alquiler social en pleno distrito centro. Sin entrar en asuntos relacionados con la polución, esta paralización atendiendo a sus costes directos parece una mala política, más aún cuando se pueden movilizar los recursos de manera que estas mismas familias puedan acceder a otros alojamientos iguales en otras zonas de la ciudad y que son menos costosos para los contribuyentes.

Hay que recordar que el IBI es un impuesto proporcional sobre el valor catastral, por lo que no cumple un papel progresivo como el IRPF, lo que implica que las capas bajas y medias de la sociedad madrileña tengan que contribuir mucho más a las arcas municipales.

Esos son los costes directos pero… ¿y los indirectos?. Si uno sigue leyendo la noticia, la intención de los fondos de inversión (o buitre, a gusto del consumidor) era la de reformar los pisos para hacer viviendas de lujo. Eso, por los desahuciados, se veía como algo negativo. La verdad, muy a su pesar, es que si así se hiciera el propio Ayuntamiento se podría ver beneficiado de esa venta a través del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU) permitiendo incrementar la recaudación y muy posiblemente el valor catastral de esos pisos cuando se revisen (lo que implica mayor recaudación por IBI).

Al final lo que se prometía como buena noticia, acaba siendo nefasta. Nefasta en primer lugar porque impide asignar eficientemente las ayudas sociales a fin de que consigan llegar a más gente. Segundo porque los efectos indirectos (en especial a nivel impositivo) son aún más devastadores que los directos. Tercero porque siguen perpetuando la misma estructura de desigualdades tras la acción del Estado. Al final la pregunta que suscita es: ¿Por qué un vecino de Villaverde debe pagar con su IBI el alquiler social del que vive en el centro?

Posted in Uncategorized

La gran estafa piramidal pública: en 2014 los hogares más ricos fueron los de los jubilados.

social_security[1]

Esos son los datos que arroja el Instituto Nacional de Estadística. La renta media por unidad de consumo fue de 19.278 en los hogares de personas de más de 65 años, superando así al segmento tradicionalmente más rico de entre 45 y 65 años con una renta de 19.168€. Eso quiere decir que las personas que reciben prestaciones públicas son más ricas que aquellas que están al final de su vida laboral y que por tanto tienen un salario superior a la media de la población activa.

Esto viene a reiterar la gran estafa piramidal de las pensiones públicas que no sólo genera un costoso peso al Estado del Bienestar, sino que también genera desigualdad económica entre generaciones.

Los actuales pensionistas son los nacidos durante los años 40 y 50 de la época franquista, sistema en el cual las contribuciones al sistema de previsión eran muy inferiores de las que son ahora (28,3%). Sin embargo serán los que mayores pensiones reciban, frente a la generación de los nacidos en los años 60 y 70 (los que más han contribuido al actual régimen), cuyas pensiones por el envejecimiento de la población (causa del fin del esquema piramidal) se reducirán sustancialmente.

A todo esto se añade el problema que supone tener una de las contribuciones a la seguridad social más altas de toda Europa. Una elevada contribución la Seguridad Social supone que para pagar el salario mínimo neto, la productividad del trabajador tenga que ser la de al menos un mileurista, reduciendo así las posibilidades de proyectos empresariales que puedan ofertar más puestos de trabajo. Y ante esto es necesario recordar que, con la reducción del desempleo, la demanda de empleo comenzaría a escasear, aumentando de esta manera los salarios de los trabajadores.

En cuanto a la desigualdad económica, hay que hacer notar que el papel del Estado Social no es el de transferir renta a todo el mundo, sino el de reducir las desigualdades con transferencias de renta a los más necesitados. Actualmente, sólo el gasto en pensiones (aunque habría que incluir otros beneficios sociales como puede ser la subvención del transporte público) supone un euro de cada cuatro que gasta el Estado, pensiones que como vemos contribuyen no a sacar de la pobreza a los mayores de 65 años sino a privilegiarlos con respecto incluso a los asalariados más ricos. Y es que esta desigualdad no sólo se produce en términos de renta, sino en términos de patrimonio. Es por ello por lo que se hace esencial reorientar el modelo de Seguridad Social no sólo para que sea sostenible, que también, sino para que sea más dinámico y justo con los que menos tienen.

Posted in Uncategorized

La ruina de las cinco primeras medidas de Carmena: 315 millones de euros.

manuelacarmena-080515[1]

De acuerdo a lo que ha salido en los medios, Manuela Carmena, se ha comprometido a llevar a cabo 5 medidas en los 100 primeros días como alcaldesa:

  1. “Poner todos los medios y recursos municipales para la paralización de desahucios y desalojos de primera vivienda y para garantizar una alternativa habitacional”.

  2. “Parar la privatización de los servicios públicos, la externalización de servicios municipales a grandes empresas y la venta de patrimonio público”.

  3.  “Garantizar los suministros básicos (luz y agua) a todos los hogares que no puedan pagarlos”.

  4.  “Garantizar el acceso a las prestaciones sanitarias municipales y a acciones de prevención y promoción de la salud a todas las personas con independencia de su situación administrativa”.

  5.  “Desarrollar un plan urgente para la inserción laboral de jóvenes y parados de larga duración”.

En primer lugar es necesario tener como referencia el actual presupuesto. El Ayuntamiento de Madrid ingresará en 2015 4.382.585.028 € y gastará, excluyendo la amortización de deuda prevista, 3.647.967.376€. Entre los gastos se encuentran los enormes gastos financieros de 206.525.588€. La deuda alcanzó en 2014 los 5.742.767.952 €, por lo que el tipo medio de interés anual exigido al ayuntamiento es del 3,596%. El superávit proyectado para 2015 será de 734.617.652€ . Éste último es el que se propone destruir Carmena y su equipo.

La primera medida está muy bien detallada por Ahora Madrid. Son conscientes de la inmensa demagogia que se han hecho con los datos de lanzamientos y desahucios del CGPJ ,pues la gran mayoría de estos no corresponden a primera vivienda. De hecho hay una gran imprecisión con los datos de primera vivienda, que oscilan desde las 5.000 viviendas anuales a las 1.300. En Madrid, y tomando la cifra más elevada, correspondería aproximadamente el 10%, es decir 500 viviendas. Planteándose un subsidio de 600 €/mes para una alternativa habitacional para los desahuciados, se arroja una cifra anual de 3,6 millones de euros. Una cifra asumible.

La segunda medida es imposible de cuantificar porque opera sobre la reducción del gasto y no sobre el aumento de ingresos. En principio se da por neutra la medida.

La tercera medida es probablemente la más costosa. Según el INE, en 2014, el 9,7% de las personas  (y el 8,7% de hogares) que residen en la Comunidad de Madrid ha sufrido algún tipo de retraso en gastos garantizados con la vivienda principal (que esencialmente suele ser en luz y agua). Sin embargo el objetivo de la propuesta es la misma que recogía el programa electoral: erradicar la pobreza energética.

Por pobreza energética se entiende la incapacidad para mantener la temperatura adecuada en los meses de invierno (también es pobre el que no puede tampoco hacerlo en verano), que alcanzó el 8,2%. En este tipo de estadísticas hay lo que se conoce como cifra negra en Criminología, no mucha gente se atreve a confesar abiertamente que no pone la calefacción en invierno ni el aire acondicionado en verano. Es por ello por lo que probablemente el porcentaje sea superior. Aún así, para fijar un criterio favorable para Ahora Madrid, he optado por atenerme a la cifra del 8,2%, pero individualizada. Tampoco contaré con el efecto free rider. Esto se traduciría en que, de los 3.165.235 (2014) madrileños censados, 259.549 serían ‘pobres energéticos’. Con una subvención mensual de 100€/mes para luz y agua (algunos incluso no pueden pagar la factura y otros no pueden pagar el sobrecoste invernal), la medida costaría finalmente 311.458.800€.

La cuarta medida apenas tiene impacto (El Ayuntamiento apenas tiene competencias en manera sanitaria, no hay posibilidad de ‘efecto llamada’) y la quinta no se puede precisar, pues aunque la tasa de desempleo juvenil es elevada y sería costoso, la indefinición de la propuesta hace imposible cuantificarla.

En total, por tanto, las medidas costarían la friolera de 315.058.800€. 315 millones de euros que reducirían tanto el superávit como la reducción de la elevada deuda madrileña a la mitad. Y esto con sólo cinco medidas. Si atendemos a cada medida del programa muchos madrileños se darían cuenta de lo imposible de las propuestas sin expoliarles vía impuestos más. Eso han votado y eso, hay que respetarlo.

Nota: se individualiza en 100 €/mes el gasto de agua y luz porque además del gasto habitual mensual, se asume que el pobre energético precisa de mayor presupuesto no sólo para los meses de invierno, sino también para pagar los recargos de luz y agua. El coste anual medio por hogar en luz es de 955,44€, de los cuales hay que descontar a los pobres energéticos y añadir el sobrecoste de financiar la luz necesaria para calentar los hogares en la época de frío.

Posted in Uncategorized

Por qué apoyar y pactar con los partidos del bipartidismo es nocivo para los emergentes.

En épocas de crisis es indudable que el panorama político se abre a nuevas fuerzas políticas. Surgen alternativas de cambio frente al bipartidismo imperante en la mayoría de estados democráticos. En las elecciones alemanas de 2009, el Partido Liberal (FDP) se situó tercero a 8,4% del SPD (socialdemocracia). En el 2010, en Reino Unido, los liberal-demócratas de Nick Clegg alcanzaron el 23% (a seis de los laboristas). Ambos, tanto liberales alemanes como liberal-demócratas ingleses tuvieron que pactar con el partido hegemónico de la derecha (CDU y Conservative Party) que había ganando las elecciones. Lo hicieron e incluso gobernaron con ellos, ¿qué ocurrió en las siguientes elecciones?: se hundieron.

Algo similar vamos a ver en España. Ya ha ocurrido, a menor escala, con Izquierda Unida en Andalucía (2012 y 2015). Tanto Podemos como Ciudadanos están sumando grandes apoyos ante el descrédito del PSOE y del PP. Ambos tratan de ser partidos “atrápalo todo”, jugando con una ambigüedad que se pueden permitir, de quién nunca ha gobernado aún. En estas próximas elecciones autonómicas, veremos como Podemos baja del 15% nacional (las encuestas de Noviembre y Diciembre de 2014 le llegó a dar el 31,1%) y a Ciudadanos colocarse sobre el 12-14%. Esos resultados, aparentemente, pueden resultar en un impulso significativo para las generales pero no será así. 

Con los parlamentos autonómicos divididos asistiremos a los apoyos que tendrán que dar terceras y cuartas fuerzas políticas para que las primeras o segundas puedan optar al gobierno. Así lo dibuja el CIS:

CIS20

Podemos tendrá la llave de la gobernabilidad del PSOE en Baleares, Asturias y Extremadura. Ciudadanos la del PP en Aragón, Comunidad Valenciana, Cantabria, Castilla La Mancha, Madrid, Murcia y La Rioja. Todos estos pactos, en partidos nuevos, pasan factura. El apoyo a partidos del bipartidismo supondrá el fin de la inocencia y la llegada a la realidad política. Realidad política que asquea a muchos de sus votantes que verán una relación de subalternidad de los nuevos frente al bipartidismo. “Pa’ llevárselo ellos también, son tos’ iguales” dirán.

Y no es fácil plantearse otras opciones. Por mucho que ambos partidos traten de no entrar en el gobierno, de hacer oposición, distanciarse a posteriori, es muy difícil para los votantes olvidar que sus limpios partidos pactaron con la ‘basura del bipartidismo’. Tanto es así que Ciudadanos, a pesar de contar con un acuerdo con el PSOE en Andalucía, no va a apoyar la investidura de Susana Díaz hasta después de las elecciones, pues si lo hace antes podría afectar de manera clara en su electorado que tiene una mayoría desencantada con el PP.

En definitiva, como se ha visto con otros ejemplos, esa relación de subalternidad hará mella de cara a las generales y veremos como ambos partidos no consiguen alcanzar el 30% por la desmovilización de sus votantes.

Posted in Uncategorized