¿El islam no puede ser moderado? ¿Y el catolicismo?

Mercaderes+Templo[1]

En estos días el avance de ISIS, más aún con la muerte del periodista de guerra americano Foley, ha generado una honda preocupación entre la opinión pública de los partidos occidentales. Suenan los mismos ecos de guerra que hace unos años, animando a la intervención armada frente a este nuevo estado. El líder de éste, Abu Bakr al-Baghdadi, debutó en el mundo radical de los fanáticos de la yihad con la intervención militar en Iraq. Como él muchos otros musulmanes se pasaron al bando más extremista con la invasión americana y muchos otros, como el ex-líder de Al-Qaeda Bin Laden, fueron animados hace ya tres décadas con dinero norteamericano para frenar la amenaza soviética en Afganistán. En definitiva, los intervencionistas americanos, los que creen en que Estados Unidos debe ser la policía del mundo, están recogiendo ahora lo que sembraron.

Pese a que las intervenciones de todo tipo en la zona sólo han servido para empeorar las cosas, aún hay republicanos y demócratas que siguen alentando otra intervención más, como si ello fuera la solución y no, lo que en verdad es, la enfermedad. Los medios de comunicación ejercen de altavoces más que nunca y tratan de orientar a las sociedades occidentales hacia una postura más próxima a una ‘nueva’ -si tal término se puede emplear- guerra.

Entre ellos está Raymond Ibrahim. De ascendientes copto egipcios, se dedica a la traducción de textos árabes y trabaja para distintos foros de pensamiento conservadores en Estados Unidos. Recientemente ha escrito un artículo que tiene por título el de Por qué ‘islam moderado’ es un oxímoronEn él emplea el típico argumento -del que también tiran personajes como Geert Wilders o Marine Le Pen- de que el islam es intrínsecamente violento y radical. ¿Por qué? Porque lo dicen las escrituras. Y cierto es que en el Corán hay múltiples apelaciones a la violencia pero también a la paz y al amor. Sin embargo ello no define la forma en que se interpreten las escrituras -la exégesis-.

En el catolicismo, en los textos canónicos, encontramos múltiples referencias. No me centraré siquiera en el Antiguo Testamento donde las referencias violentas de un Yahvé poco misericordioso son más que claras. Iré directamente a las enseñanzas del nuevo pasto, donde, utilizando el mismo argumento, podríamos afirmar con rotundidad que el cristianismo es violento. Jesús el Galileo -que no de Nazaret o Cristo- fue un personaje histórico judío con ciertas ambigüedades en su mensaje, aunque de él podemos afirmar que coqueteó con el fariseísmo y con el movimiento zelote. Éste último representaba a aquellos que creían en que el Reino de los Cielos no vendría de la mano de una victoria de los ángeles sobre los romanos opresores, sino que tendrían que empuñar las armas y allí el Señor les brindaría la victoria o les ayudaría a fin de lograrla. También eran racistas, pues la universalidad del mensaje de Jesús no nace del mismo personaje sino de Saulo de Tarso (San Pablo) años después de su muerte. Entre sus doce discípulos había zelotes, como Simón, lo que también tuvo una influencia en su mensaje.

En Lucas 22:36 encontramos una clara apelación a la violencia: “Entonces les dijo: “Pero ahora, el que tenga una bolsa, que la lleve consigo, de la misma manera también una alforja, y el que no tenga espada, venda su manto y compre una.” Pero no es la única, en Mateo 10:34 predica que viene a traer al mundo espada y no paz. En Lucas 14:26  vuelve a describir la división que genera la ‘buena nueva’ tanto que sólo el que aborrezca a su familia podrá acceder al reino de los cielos.  Marcos 7:24-30 relata la historia de una mujer gentil (no judía, sirofenicia) quién le ruega a éste que expulsase el demonio que tenía dentro su hija, de una sutil forma la llama ‘perrilla’ (una referencia a un animal no muy querido durante toda la biblia: Ex 22:31, 1 Sam 24:14, Mat 7:6, etc…). Al final, tras muchos ruegos acabará curando pero el mismo texto ofrece una metáfora acerca de como dando ‘migajas’.

Por no hablar de las múltiples matanzas y asesinatos que siglos después, guerras santas e inquisiciones, han causado en nombre de la Iglesia Universal.

Con todo esto quiero decir que en toda religión se encuentran apelaciones en un sentido u otro hacia la violencia. Jesús, como otros profetas, no le hacía ascos a la violencia. Mahoma no iba a ser menos. A veces los que son católicos, como el autor del artículo antes citado, olvidan que sus textos sagrados también tienen justificaciones para aquellos que no buscan el contacto divino sino que quieren sentirlo aquí en la tierra mediante la fuerza. Elogio a la fuerza bruta que sólo encuentra respaldo entre aquellos que de uno y otro bando tienen algún resentimiento escondido. Odio irracional que no tiene patria, no tiene religión y sólo tiene un objetivo: la muerte por la muerte. El fundamentalismo, que es predicado por resentidos con cierto halo de intelectualidad, tiene éxito entre la gente con mayor grado de desesperación: las clases más bajas que no tienen acceso a formación. Ellos, los más inocentes y los más desprotegidos, son los que, ante la necesidad, creen en ese mensaje que les lleva a combatir en las filas del ejército estadounidense en primera línea por la nacionalidad y el dinero, o en las filas islámicas en busca de un terreno en el paraíso. Los responsables: los de arriba, los Bush, los Obama, las empresas petroleras y armamentísticas del Crony Capitalism, los jeques, los imanes con mayor poder; ellos no derramarán ninguna gota de sangre, sólo seguirán avivando el odio con el cual se lucran y se sienten más poderosos. Mientras tanto, una corte de intelectuales de uno y otro bando, como Raymond Ibrahim, servirán a sus intereses. La mayoría, musulmanes y cristianos moderados, pagarán el precio.

Advertisements

Abogado y economista en potencia por la URJC. Algo protestante y algo liberal. Sígueme en @Arranzz.

Posted in Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: